30 may. 2010

El.

Pude ver en sus ojos
(como por una pequeña ventana)
el interior de su alma cristalina...

Pude ver en sus manos
(como leyendo la página de un libro)
cada dia trabajado con empeño...

Pude ver en su rostro
(como escudriñando las estrellas en una clara noche)
la paz interior de quien nunca ha hecho mal...

Pude ver en sus palabras
(como sintiendo la brisa marina acariciando mi rostro)
la sabiduría simple de quien ha aprendido de sus errores...

Pude sentir en sus abrazos
(como quien sueña con sus éxitos)
el cariño eterno de quien ama de verdad...

Todo lo que pude ver
lo guardo en mi corazón para siempre
como un verdadero tesoro...

El. Mi padre...