11 nov. 2010

prisionero de los sueños....

no me atormentes
con tu distancia
que no puedo controlar...

no me aprisiones
en tus ganas
ni me quieras atrapar...

consume mis silencios,
bebe mi temor,
rodea mi inocencia
 y suéltame...

no soples mi tormenta,
déjame soñar,
si apenas nos tenemos,
cúbreme,
abrázame...

será posible encontrarnos?
el tiempo vuela,
nos vamos juntos...

17 oct. 2010

escucha...

no te alborotes pequeña...
no tiembles, no huyas...
permite que mi mano
apriete tu alma
y que mi corazón
atrape tus sentimientos...

cubriré tu delicada piel
con un manto de ternura
y el frío ni el calor
podrán hacerte mella...

mis labios te susurrarán
palabras compasivas
para que tus miedos
sucumban contra tus fortalezas,
y así puedas afrontar
los escombros del llanto,
del dolor...

mi brazo será el puente
hacia la esperanza
y mis ojos el lago espejado
donde descansarán tus necedades,
y si me lo permites,
juntos,
forjaremos nuestro destino...

5 oct. 2010

pensamientos (en voz alta...)

Cada sueño no cumplido
me ha enseñado a saber esperar,
a comprender que todo tiene su tiempo
y que la vida es un sinfín
de oportunidades para fortalecerse,
para mejorar,
para encontrar la manera
de sujetar el pasado en un puño,
observar el presente prudentemente
y liberar el futuro con devoción...

No espero el mañana
subyugado por las miserias
del diario vivir,
ni prejuzgando las pequeñas
e insignificantes viscisitudes
de lo cotidiano,
de lo infrecuente,
de lo inponderable,
sino que me aferro a las inquietudes,
a lo creativo y a lo realmente importante,
y me permito soñar, disfrutar,
gozar y actuar en consecuencia,
para conocerme mejor,
para interiorizarme de mi mundo,
para sanar por fin las heridas
y para comprender, que aún imperfecto,
puedo y me permito crecer...

21 sept. 2010

me pierdo en tu mirada

Me pierdo en tu mirada
y me ahogo en tus silencios,
aún cuando no te tengo
tus manos me acarician,
se deslizan en mi rostro...

Me azota la luna ésta noche,
y dibuja en mis retinas
brillantes destellos
de una felicidad inmensa
que me arrebata,
que me transporta...

La candidez de tu sonrisa
me dispara colores
en el alma,
y aprisiona mi pecho
sacudiendo mis placeres.

Permite que te sueñe,
que crea que caminamos juntos
por los senderos de la vida,
y que el amanecer
nos atrape ilusionados...

23 ago. 2010

la irrealidad de tu lejanía tan cercana...

Tus suspiros llegaron
hasta la profundidad de mis sentidos,
y mis ganas se fundieron en las tuyas...

Casi sin darnos cuenta
nos encontramos amalgamados
en la creación conjunta de la pasión,
y la lejanía se tornó tan cercana,
tan pronta y tan palpable
que por momentos sentí
que te tenía...

Pude ver tus ojos aterciopelados
aún sin conocer su verdadero color,
pero distingo perfectamente cuando piden,
cuando suplican que los ame...

Pude entrelazar mis dedos
entre tu cabello azabache
peleado con el viento
y acurrucado a mis placeres...

La distancia se murió
con los deseos,
y el futuro pareció,
por momentos,
muy cercano.

Puedo reconocer
la calidez de tu piel
sin siquiera haberla rozado nunca,
y el aroma de tu cuello
me desgrana miles de besos
en cascada libre...

A tus pómulos los he recorrido
cientos de veces,
me he perdido en las cadencias
de tus curvas,
y en tus labios he muscitado
improvisadas poesias...

Quizá,
algún dia,
cruzemos nuestros límites,
que no son los geográficos,
y dejemos detrás nuestros miedos,
para soltar las pasiones,
y el mundo se reduzca
solamente a sentirnos el uno al otro,
y ésta irrealidad se torne real,
y nos permitamos soñar,
pero ésta vez, juntos...

11 ago. 2010

puede que...

deje de levantarme presuroso
por la mañana
y me tome un tiempo para escuchar
una hermosa melodía antes de salir...

deje de escaparme pensando en el pasado
y me atrape el aquí y el ahora,
y lo disfrute...

deje de pensar en silencio
y grite mis verdades al viento,
para que el mundo las escuche
y no me importe el murmullo...

deje de guardar las cosas pasadas,
las arroje al vacío,
renueve mi alma, mis silencios,
mis temores, mis angustias...
y las cambie por fe, esperanza,
vivencias, alegrias y deseos...

deje de sólo cantar,
para componer, escribir,
y dejar asentado en un papel
una hermosa canción para compartir...

deje de mirar sin ver,
para observar las cosas
más bellas que Dios nos regala,
dia a dia,
y que pueda entrelazarme con la naturaleza
para sentir y vivir el origen
y la misma escencia de las cosas...

deje de escribir poesias
para relatar historias
que me enseñen a volar bien alto,
que me movilizen
y sienta el riesgo del vértigo
de vivir plenamente el ahora...

deje de limitarme para:
abrazar, sentir, acariciar,
entibiar, sugerir, enlazar,
sujetar, seducir e intimar...

Puede que...
hoy me conozcas de verdad.

22 jul. 2010

nocturno...









Me sobrevuelas en lo profundo de la noche
mientras escribo en mi mente
sonetos que no recordaré por la mañana...

Me persigues como una pantera a su presa
y sin ningún miramiento
me dejo atrapar...

Me transformas en un niño
para jugar sin tapujos
en laberintos de papel...

El frío no me inquieta
sólo recuerdo tu mirar,
no sé porqué
me trae paz,
me transporta...

Me asusto?, quizás...
Me gusta?, también...

La suave brisa me acaricia,
se arremolina incluso con mis deseos,
y cierro mis ojos
me dejo llevar,
allí,
donde tú estás...



9 jul. 2010

lágrimas...

Las lágrimas son el sudor del alma,
el fruto de la sensación,
el gusto de lo incomprensible,
el sabor del interior.

Existen aquellas que pertenecen al dolor,
las que se resisten a la pérdida de lo querido,
las que se derraman por amor o desamor,
las que envuelven al silencio,
las que abrazan a un niño,
las que se embriagan de timidez,
las que se sonrojan de humildad,
las que entibian un abrazo,
las que aprietan el hombro cansado,
las que saludan la ida del viajero,
las que acompañan a la tristeza,
las que enjuagan los ojos entristecidos,
y aquellas que solo están por estar...

Las lágrimas no se acaban nunca,
están guardadas en el corazón,
se refuerzan en cada intento de vivir,
en cada soplo de tormenta.

No importa cuándo afloran,
sino el porqué...
irremediablemente ellas están ahí,
agazapadas en el intento,
ansiando su verdad,
esperando dormir eternamente
en un pañuelo arrugado... 

24 jun. 2010

lejana...





Casi me enredo
al caerme entre tus ojos
y mi hombro,
soñando que estabas ahí,
que nos habíamos encontrado,
que nos habíamos emocionado juntos...

Recorrí cada entorno
de las comisuras de tus labios
saboreándolos mordazmente,
estremeciéndome con el
exótico aroma de tu encanto.

Mi mano se dedicó
a deslizar tu suave
y tersa piel,
morena apenas,
y tu perfume inundó
mis gustos...

Tus caderas
las sentí contra mí,
y esperé que todo tu cuerpo
me enfrentara.

No sé si sucedió
en realidad,
pero aún
tu sentir me persigue...

13 jun. 2010

hija, escucha...

En tu interior yacen,
casi imperceptiblemente,
los abrazos más fuertes nunca dados,
las palabras más dulces nunca dichas,
las miradas más complacientes,
los besos más tiernos nunca brindados,
los alientos más esperanzados hacia
el que se encuentra desesperado,
las caricias más amorosas
nunca abandonadas en las mejillas
de los necesitados,
las oraciones más sublimes
nunca peticionadas al cielo,
ni las canciones más inspiradoras
nunca trazadas en un papel arrugado...

Que el desaliento, la miseria, el enojo,
la envidia, el desamor, la maldad,
los chismes, las injurias, el dolor,
la pobreza, el malhumor,
ni la propia dejadez del que no quiere salir
de su profunda desidia
no permita que todo lo que tienes dentro
florezca,
salga a la luz,
ya sea para complacerte
y gratificarte a ti misma,
o para bendecir a otros con tus talentos...

No lo permitas...

30 may. 2010

El.

Pude ver en sus ojos
(como por una pequeña ventana)
el interior de su alma cristalina...

Pude ver en sus manos
(como leyendo la página de un libro)
cada dia trabajado con empeño...

Pude ver en su rostro
(como escudriñando las estrellas en una clara noche)
la paz interior de quien nunca ha hecho mal...

Pude ver en sus palabras
(como sintiendo la brisa marina acariciando mi rostro)
la sabiduría simple de quien ha aprendido de sus errores...

Pude sentir en sus abrazos
(como quien sueña con sus éxitos)
el cariño eterno de quien ama de verdad...

Todo lo que pude ver
lo guardo en mi corazón para siempre
como un verdadero tesoro...

El. Mi padre...

29 abr. 2010

el camino...

Ahí nomás
vislumbré un camino
muy parecido a la vida...

Con idas y vueltas,
con valles fértiles
y montañas encumbradas,
con rios revueltos
y hermosos lagos espejados...

Al costado del mismo
podía ver frondosos árboles
buscando alcanzar el techo del cielo,
y a la vez
pequeñas hojas de verdes enredaderas
se trepaban sospechosamente de sus ramas...

Retoños de toda clase de
plantas y flores
asomaban detrás
de tiernos pastizales.
Algunos tramos se dejaban pisar
sin ningún esfuerzo,
pero en otros,
el barro dejaba sus huellas...

Entonces entendí...

Las idas y vueltas
son las diferentes sensaciones
de comenzar o retroceder
en las desiciones.

Los valles fértiles
corresponden a los tiempos
de bonanza.

La montañas encumbradas
son los problemas a resolver.

Los rios revueltos
son las vicisitudes a sortear,
mientras que los 
momentos de sosiego
se reflejan en los lagos espejados...

Los frondosos árboles
en ocasiones,
son los propios miedos
que no nos dejan observar el porvenir,
y los pequeños retoños,
(nuestros hijos),
crecen bajo nuestra tutela
perpetuando la especie
y la propia idiosincracia.

El barro,
(las injurias),
a veces con razón y otras no,
nos salpican el buen nombre.

A todos nos toca,
irremediablemente,
recorrer el camino.
Imposible evitarlo,
imposible eludirlo.

Independientemente de la etapa
y la estación en la que nos
encontremos cada uno,
ya sea primavera u otoño,
verano o invierno,
el camino está ahí...

y vale la pena transitarlo...

18 abr. 2010

enlace...

Con tu mano
saludas,
palmeas,
acaricias,
aprietas,
tocas,
frotas,
oprimes,
señalas,
indicas,
elaboras,
amasas,
recorres,
digitas,
escribes,
alientas,
mides,
destrabas,
abres...

toma mi mano
y juntos
hagamos valer nuestro amor.

10 abr. 2010

otoño...

... lentamente me voy deshojando,
como sin querer...

como este tibio otoño mi alma se desgrana
y me acurruco en la quietud de la noche,
casi esperando el amanecer.
Y en mis ojos se reflejan
los ocres matices de las hojas
que se acumulan debajo del alero,
apenas encandiladas por la luna...

busco calor, pero no tengo frío,
es apenas el reflejo espontáneo
de lo que uno sabe inevitablemente
está por venir...

un lápiz, un papel,
una lámpara....
Bach que me sumerje en el ida y vuelta
de sus armonías,
una línea musical juguetea
libremente por arriba con la
base monótona que le sirve de asiento,
de compañia,
y que increíblemente se conjugan perfectamente
entre ambas...

busco en mi mente
las palabras,
las ideas, los motivos, las imágenes,
los momentos...

busco dentro de mi corazón
las vivencias,
los sentimientos, las esperanzas,
los desos y las lágrimas solitarias...

... lentamente me voy deshojando,
como sin querer...

escribo, tacho, vuelvo a escribir...
escribo, busco, borro, replanteo...
escribo y leo,
escribo y repaso.
Miro hacia atrás,
pero incluso más allá del cuadro
que está colgado sobre la pared,
mucho más allá del verano que huyó...

mañana seguramente me parecerá
no haber vivido ésta noche,
incluso ni sabré si ésto que escribo
realmente pertenece a éste momento,
sólo lo disfruto...
por que a medida que mi lápiz
serpentea sobre el papel
y surgen las ideas,
las frases,
afuera seguramente el sol ya está bañando
las rosas, las siemprevivas
y tiñendo de sangre los liquidámbar...

y yo también...

... lentamente me voy deshojando,
como sin querer...