23 ago. 2010

la irrealidad de tu lejanía tan cercana...

Tus suspiros llegaron
hasta la profundidad de mis sentidos,
y mis ganas se fundieron en las tuyas...

Casi sin darnos cuenta
nos encontramos amalgamados
en la creación conjunta de la pasión,
y la lejanía se tornó tan cercana,
tan pronta y tan palpable
que por momentos sentí
que te tenía...

Pude ver tus ojos aterciopelados
aún sin conocer su verdadero color,
pero distingo perfectamente cuando piden,
cuando suplican que los ame...

Pude entrelazar mis dedos
entre tu cabello azabache
peleado con el viento
y acurrucado a mis placeres...

La distancia se murió
con los deseos,
y el futuro pareció,
por momentos,
muy cercano.

Puedo reconocer
la calidez de tu piel
sin siquiera haberla rozado nunca,
y el aroma de tu cuello
me desgrana miles de besos
en cascada libre...

A tus pómulos los he recorrido
cientos de veces,
me he perdido en las cadencias
de tus curvas,
y en tus labios he muscitado
improvisadas poesias...

Quizá,
algún dia,
cruzemos nuestros límites,
que no son los geográficos,
y dejemos detrás nuestros miedos,
para soltar las pasiones,
y el mundo se reduzca
solamente a sentirnos el uno al otro,
y ésta irrealidad se torne real,
y nos permitamos soñar,
pero ésta vez, juntos...

11 ago. 2010

puede que...

deje de levantarme presuroso
por la mañana
y me tome un tiempo para escuchar
una hermosa melodía antes de salir...

deje de escaparme pensando en el pasado
y me atrape el aquí y el ahora,
y lo disfrute...

deje de pensar en silencio
y grite mis verdades al viento,
para que el mundo las escuche
y no me importe el murmullo...

deje de guardar las cosas pasadas,
las arroje al vacío,
renueve mi alma, mis silencios,
mis temores, mis angustias...
y las cambie por fe, esperanza,
vivencias, alegrias y deseos...

deje de sólo cantar,
para componer, escribir,
y dejar asentado en un papel
una hermosa canción para compartir...

deje de mirar sin ver,
para observar las cosas
más bellas que Dios nos regala,
dia a dia,
y que pueda entrelazarme con la naturaleza
para sentir y vivir el origen
y la misma escencia de las cosas...

deje de escribir poesias
para relatar historias
que me enseñen a volar bien alto,
que me movilizen
y sienta el riesgo del vértigo
de vivir plenamente el ahora...

deje de limitarme para:
abrazar, sentir, acariciar,
entibiar, sugerir, enlazar,
sujetar, seducir e intimar...

Puede que...
hoy me conozcas de verdad.