23 ago. 2010

la irrealidad de tu lejanía tan cercana...

Tus suspiros llegaron
hasta la profundidad de mis sentidos,
y mis ganas se fundieron en las tuyas...

Casi sin darnos cuenta
nos encontramos amalgamados
en la creación conjunta de la pasión,
y la lejanía se tornó tan cercana,
tan pronta y tan palpable
que por momentos sentí
que te tenía...

Pude ver tus ojos aterciopelados
aún sin conocer su verdadero color,
pero distingo perfectamente cuando piden,
cuando suplican que los ame...

Pude entrelazar mis dedos
entre tu cabello azabache
peleado con el viento
y acurrucado a mis placeres...

La distancia se murió
con los deseos,
y el futuro pareció,
por momentos,
muy cercano.

Puedo reconocer
la calidez de tu piel
sin siquiera haberla rozado nunca,
y el aroma de tu cuello
me desgrana miles de besos
en cascada libre...

A tus pómulos los he recorrido
cientos de veces,
me he perdido en las cadencias
de tus curvas,
y en tus labios he muscitado
improvisadas poesias...

Quizá,
algún dia,
cruzemos nuestros límites,
que no son los geográficos,
y dejemos detrás nuestros miedos,
para soltar las pasiones,
y el mundo se reduzca
solamente a sentirnos el uno al otro,
y ésta irrealidad se torne real,
y nos permitamos soñar,
pero ésta vez, juntos...

11 comentarios:

  1. Amor a distancia.Siempre me pregunté, pensando en quienes dicen que imposible enamorarse de esta forma: Los ciegos como hacen para amar si no pueden ver?
    Mi deseo es que cruces cuanto límite se ponga como obstáculo y no pierdas la posibilidad de amar.Lucha por hacer realidad tu sueño, que seguramente sea el de ella también.
    Hoy me regalaste un suspiro, un recuerdo y un par de lágrimas por haber recordado lo que pudo haber sido pero por no cruzar límites nunca pudo ser.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hermoso poema de netrega total y de espera...
    Me gustó, un abrazo
    BB

    ResponderEliminar
  3. Quizá,
    algún dia...Acaricies sus pomulos con tus medias lunas, recorras sus labios con tu sabor, te amalgames a su esencia, le marques sueños nuevos...Todo es posible cuando se quiere de verdad se rompen las distancias, cuando el sentimiento es mucho....Todo en esta vida es una apuesta nadie a segura que se va a ganar...La realidad la hacemos nosotros, claro que da miedo pero la vida dura dos dias asi que tenemos que vivirla...Creo que cuando uno quiere todo se vuelve real, posible...Un poema que toca mis sentimietos es muy bello.

    Besos

    Gracias por tus comentarios en mi blog :)

    ResponderEliminar
  4. Querido amigo,
    que este profundo deseo dicho casi en voz alta, sea lo suficientemente fuerte como para que se haga realidad; quizás ella está esperando que des el primer paso. Animo!
    Este precioso poema debe ser el comienzo de una hermosa historia.

    Besos y lo mejor para vos como siempre.
    REM

    ResponderEliminar
  5. “La lejanía se transformo tan cercana”...que los miedos se desvanezcan ...que la playa esté lista para su mar recibir con su amor ...que el sol vibre cuando al fin juntos puedan estar ...hermoso Ricardo es un sin sentido que dos personas se amen y que no puedan dormir abrazados en su nido ...besos

    ResponderEliminar
  6. No existe la distancia para sentimientos puros y profundos y cuando la geografía se empecina hay que atravesar cualquier camino en busca de ese gran amor. ¡Así sea!Lo deseo de corazón. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Bellísimo poema y me alegro que mis acuarelas traigan a tu mente el recuerdo cálido de tu padre.Dichoso tu que puedes plasmar tus sentimientos con palabras, es algo que envidio profundamente.

    ResponderEliminar
  8. Qué romántico, Ricardo, cada vez más intenso, y más apasionado, dan ganas de ponerse en el lugar de tu imaginada amada... y sentir así como lo cuentas todos tus mimos hechos poesía... cómo se puede describir un sentimiento de una manera tan sutil y detallada... me imaginaba cada instante, y es precioso el poder de dominación que tienes con las palabras.
    Ojalá se cumplan tus deseos y tu llegue a ser real todo ese sueño que ambos soñáis.

    Besito

    ResponderEliminar
  9. ... para que argumentar más,me decías?
    Tus argumentos los llevas prendidos de la palabra, asidos por un corazón que espera. Es tanto el sentimiento, el desborde, el anhelo que te embarga, que casi lo hago mío.

    Ojalá no corazón. Que así sea.

    Un besazo,

    A.

    ResponderEliminar