28 mar. 2010

ojalá...






Aquellas mañanas en las que me levantaba
y te veía al lado mío,
aquellos desayunos en los que compartíamos
el comenzar de los labores diarios,
aquellas llamadas furtivas para mostrarnos
un amor aún más furtivo,
aquellas escapadas fulminantes para demostrarnos
emociones, pasiones y calores mutuos,
aquellos abrazos interminables...

Aquellas caricias que provocaban infinidad
de películas que nunca encontraban su final,
aquella felicidad inconmensurable que hacía
que uno se sintiera pleno,
y que íntimamente se sabía que el otro
era pleno también,
aquellos besos, la mayoría apasionados,
la otra mayoría dulces, y los restantes
sólo superados por la primer mayoría...

Aquellas caminatas hombro a hombro,
mano contra mano, y el corazón recostado
en la templanza del otro,
aquellas lágrimas secadas, contenidas y
hechadas a desaparecer por una mirada
complaciente y reflexiva,
aquellas alegrías regadas con sonrisas francas
y estrepitosas carcajadas,
aquella felicidad interminable
que daba fuerzas para seguir adelante,
que nos nutría de coraje
para despedazar sin tapujos al más grande
de todos los problemas, fuera cual fuera,
y se llamara como se llamara...

Aquellas canciones cantadas a viva voz,
no importara cómo,
pero en ellas se dejaba el alma,
aquellas cenas preparadas a cuatro manos,
para terminar degustándolas en el lecho
de la pasión,
aquellos proyectos, algunos a dúo,
otros como solistas, pero que ni bien se notaba
desafinaban en algo, el otro tenía el tono exacto
para recomenzar la obra...

Aquellos encontronazos, fusiones, articulaciones,
movimientos y entrecruzamientos de nuestros cuerpos,
guiados por la sed de acaparar al otro
para soltar el último suspiro del amor...

Todo aquello
ya no está... ¿volverá algún dia?...

ojalá...

22 mar. 2010

ojos de cristal...

Pequeña niña Ojos de Cristal,
mirada inquietante
hundida en tus dolorosos recuerdos...

Las lágrimas surcan tu rostro
dejando en su recorrido
un camino de profundo pesar...

La vida te hace casi sumirte
en largas e interminables
noches sin reposo...

La muerte te ha lascerado
tu tierno corazón
en despojos herrumbrados por la tristeza.

Pero tu sigues ahí,
temblando pero altiva,
dócil pero indomable,
griscásea pero deslumbrante,
débil pero reaccionaria,
lastimada pero inclaudicable...

De tu mente y tu corazón
surgen las más bellas letras,
los más sentidos poemas,
increíbles cuentos que lentamente
se desgranan...,
palabra por palabra,
letra por letra,
y hasta las pausas se perciben
como aullidos que piden abrazos...

Pequeña niña Ojos de Cristal,
no desesperes,
sólo aguarda, entre verso y verso,
que el amor te extienda su mano...

12 mar. 2010

los lirios y el colibrí

 Ellos están ahí,
estoicos,
erguidos hacia el sol,
con esa belleza exhuberante
que sólo distingue a los reyes
de los miles de imperios naturales...

Él,
hábil e ingenioso,
los revolotea, los observa,
los sacude...
y miles de destellos azulados, esmeralda
y perlados se dejan abrazar
por la dorada pincelada del sol que
baña con su calor todo el jardín...

Ellos se dejan acariciar,
él, por milésimas de segundos,
los besa en su intimidad,
en una conexión profunda
que los une para siempre,
sabiéndose los dos plenos,
sintiéndose mutuamente necesarios...

y a mí,
me maravillan...