28 mar. 2010

ojalá...






Aquellas mañanas en las que me levantaba
y te veía al lado mío,
aquellos desayunos en los que compartíamos
el comenzar de los labores diarios,
aquellas llamadas furtivas para mostrarnos
un amor aún más furtivo,
aquellas escapadas fulminantes para demostrarnos
emociones, pasiones y calores mutuos,
aquellos abrazos interminables...

Aquellas caricias que provocaban infinidad
de películas que nunca encontraban su final,
aquella felicidad inconmensurable que hacía
que uno se sintiera pleno,
y que íntimamente se sabía que el otro
era pleno también,
aquellos besos, la mayoría apasionados,
la otra mayoría dulces, y los restantes
sólo superados por la primer mayoría...

Aquellas caminatas hombro a hombro,
mano contra mano, y el corazón recostado
en la templanza del otro,
aquellas lágrimas secadas, contenidas y
hechadas a desaparecer por una mirada
complaciente y reflexiva,
aquellas alegrías regadas con sonrisas francas
y estrepitosas carcajadas,
aquella felicidad interminable
que daba fuerzas para seguir adelante,
que nos nutría de coraje
para despedazar sin tapujos al más grande
de todos los problemas, fuera cual fuera,
y se llamara como se llamara...

Aquellas canciones cantadas a viva voz,
no importara cómo,
pero en ellas se dejaba el alma,
aquellas cenas preparadas a cuatro manos,
para terminar degustándolas en el lecho
de la pasión,
aquellos proyectos, algunos a dúo,
otros como solistas, pero que ni bien se notaba
desafinaban en algo, el otro tenía el tono exacto
para recomenzar la obra...

Aquellos encontronazos, fusiones, articulaciones,
movimientos y entrecruzamientos de nuestros cuerpos,
guiados por la sed de acaparar al otro
para soltar el último suspiro del amor...

Todo aquello
ya no está... ¿volverá algún dia?...

ojalá...

12 comentarios:

  1. tekla...

    profundos y hermosos recuerdos... nostalgia... cariño... amor!!! extrañar al otro... sentir la ausencia... y soñar... dormido y despierto!

    hermoso!!!
    y por supuesto que los momentos vividos tal vez no se recuperan... pero llegan otras vivencias... que renuevan la ilusiones y el amor!!! y creo que sí... "volverá algun día"

    te abrazo desde el corazón amigo querido!!!

    hermosos días Ricardo!!!

    beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Volverá, porque no es algo que esté fuera de ti, no es que haya de volver, es que la pasión, el amor, el deseo está en uno mismo, sólo se silencia un tiempo para volver a salir con más fuerza si cabe la próxima vez.

    Besito

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho estremecer, por algo que me resulta próximo y que se incardina en tu texto, paso a paso como si en él estuvieras describiendo mi vida...enhorabuena por tu hermoso texto lleno de sensibilidad...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  4. Preciosos y llenos de nostalgia estos recuerdos de tiempos y amores pasados, no tengo dudas que quien siente así está destinado a volver a vivir momentos entrañables y que ese deseo de "ojalá" será posible.

    Ricardo me encantó tu escrito , un placer leerte como siempre.

    Besos y que estés muy bien.
    REM

    ResponderEliminar
  5. Feliz Páscoa. vim convidar pra ver meu novo vídeo no Blog: Sentimentos.
    http://sentimentos-jacque.blogspot.com/

    Beijo

    Jacque

    ResponderEliminar
  6. Tristemente bello... melancolia de amores pasajeros.... pero volveran!! seguro que volveran!!! un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
  7. Cuántas saudades amigo, extrañar te ha inspirado magistralmente para volcar sensaciones y emociones en un bello poema. Felicitaciones y Felices Pascuas! Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Volverán, volverán....

    Hace poco me encontré en similar situación y volvieron, volvieron, y escribí al respecto.

    Llevaba tiewmpo sin pasarme por acá compañero Tekla, un abrazo muy fuerte y salud.

    ResponderEliminar
  9. Volver...

    Pero no olvides niña, refiero
    que una dama y un vagabundo
    quisieron trazar el mismo sendero
    por los renglones torcidos del mundo.


    Poco queda de aquellos "te quiero",
    están inmersos en coma profundo,
    pero si despiertan yo espero,
    espero hasta el último segundo.


    Monte Calvario, vinagre, espinas,
    para aquellos que se quieren querer
    y se engañan con falsas rutinas


    cerrándole la puerta al placer .
    Volverán las oscuras golondrinas,
    volver con la frente marchita, volver.


    Aitor Cuervo Taboada

    Volverán amigo, volverán.

    ResponderEliminar
  10. Un cierre que duele en lo profundo.
    Bien por estos versos.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  11. Besos y abrazos, espero estés muy bien.
    Magia y luz para vos.
    Cuidate.

    ResponderEliminar