15 jun. 2011

A ti... mi alma... (y a vos...)

Debo aprender a escucharme en mi interior
y poder develar los misterios de mi alma
sabiendo que mi potencial no tiene límites
y que me proponga lo que sea
hasta allí podré llegar...

Debo suponer que los momentos
felices serán los menos,
pero tan importantes y valederos
que derrotarán inevitablemente
a los hechos más tristes.
por lo cuál, siquiera,
dejarán huellas en mi corazón...

Debo aferrarme a lo tangible,
al abrazo de mi niña,
y a partir de allí tomar fuerzas
para superar cualquier obstáculo,
aún aquellos que se ven
casi insuperables...

Me adentraré en mi mente
y doblegaré mi ansiedad
dejando fluir
mis más dulces sentimientos y sabores
abriendo mi corazón,
mi interior,
y dejando que los demás
tengan acceso a él...

La música es mi bálsamo
las letras mi descargo
mi infancia mi sosiego
y mi hija el remanso...

A ti,
que te he permitido verme
y que tú hicieras que volviera
a creer en el amor,
en la esperanza, en el futuro,
en un renacer del alma,
en el acercamiento de dos corazones...
a ti
hermosa,
a ti
mujer,
te daré tu espacio,
te daré tu tiempo,
te daré tus momentos,
para coincidir algún dia
si así debe ser,
en el camino de la vida...


3 comentarios:

  1. Adentrarte, reconocer y esperar si la espera vale la pena.
    Aprender a dar espacio por si algún día habitarán ambos en el mismo.
    Sabés que me encanta como escribís.
    Siempre es un placer pasar por acá ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. La vida está llena de momentos, momentos buenos, momentos no tanto.Son solo eso... delirios de una gota de tiempo que hace a nuestra alma tocar el cielo.
    Me han dicho que un instante de felicidad, vale mil horas de desdicha, mas no puedo aceptar esa idea. Quiero seguir creyendo en el amor compartido, en el amor que es correspondido y dejar de ser lastimada por personas que no quieren tener nada que ver con el amor por solo sentir miedo. El amor vale la pena, porque nosotros lo valemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo acabo de llegar a tu espacio, y espero tener acceso a esos sentimientos.
    Me quedo porque tus palabras me han hablado de ti, y me ha gustado.
    Un beso

    ResponderEliminar