14 ene. 2013

Gajos

gajos...
cada día que pasa
es un gajo que se cae
dejando paso a la madurez
de la vida

gajos...
cada lágrima derramada
es un gajo que se cae
descubriendo en lo profundo
de uno mismo
un amanecer esplendoroso

gajos...
cada abrazo recibido
es un gajo que se cae
para comprender, a través del otro,
que sólo, no se puede

gajos...
cada sonrisa esbozada
es un gajo que se cae
para iluminar el rostro
de quien se calla
sus miedos

Y así nos vamos deshojando,
día a día,
gajo a gajo
hasta que llegue nuevamente
el tiempo de los 
nuevos retoños...

5 comentarios:

  1. Cada hoja que va cayendo nos prepara para un nuevo amanecer, el renacer del alma.
    Los ha dicho de la mejor manera Ricardo, me gustan tus versos que no son otra cosa que tus sentires más profundos, felicitaciones y....
    un enorme abrazo de bienvenida, que bueno leerte nuevamente!

    REM

    ResponderEliminar
  2. Todo es un ciclo, nacerán y volverán a morir... Solo esperemos no volver a repetir los mismos errores...Besos

    PD. Jajajaja me pide que compruebe que no soy un robot me siento demasiado viva para serlo....

    ResponderEliminar
  3. Muchas Felicidades tbn para vos Ricardo, gracias por tus buenos deseos que son recíprocos.
    Siempre es lindo encontrarte por aquí.

    Besos y FELIZ 2017 !!!

    REM

    ResponderEliminar